RADIO ACADEMIA (FUNDACA BARINAS)

Academia de locucion certificada

ORIGEN E HISTORIA DE LA FUNDACION ACADEMIA COMUNICACIONAL BARINAS Y LOS CURSOS DE LOCUCION

 

 

La Fundación “Academia Comunicacional Barinas”; es una fundación civil privada, debidamente protocolizada por ante la Oficina Inmobiliaria de Registro Público del Municipio Barinas del Estado Barinas, en fecha Ocho (8) de Octubre del 2004, bajo el Número 43, Folios 281 al 284 del Protocolo Primero, Tomo Segundo, Principal y Duplicado, Cuarto Trimestre del 2004.

De dicho “Documento Constitutivo” fundacional, el cual jurídicamente es un “Instrumento Público protocolizado”; se desprende de su Cláusula Tercera que su Objeto Social es literalmente:

“…La Formación de Recursos Humanos en el Área Comunicacional, Trabajos de Investigación, Talleres Educativos, que conduzcan al mejoramiento y el uso correcto del Idioma Castellano, así como reforzamiento de los valores Ético-Morales de quienes tienen la responsabilidad de Comunicadores a través de cualquier medio. Pudiendo de igual manera realizar todas aquellas actividades afines, similares y complementarias a su Objeto. …” (Negrillas mías).

 

  Por ello, no hay la menor duda, que desde su fecha de fundación e inicio de actividades, ha sido una “Institución Educativa”; y que, sin nos referimos al Artículo 102 de nuestra Carta Magna, el cual expresa que la “Educación es un “Servicio Público”, fundamentado en el respeto a todas las corrientes del pensamiento, con la finalidad de desarrollar el potencial creativo de cada ser humano y el pleno ejercicio de su personalidad en una sociedad democrática, cuyo basamento es la valoración ética del trabajo y en la participación activa, consciente y solidaria en los procesos de transformación social co-sustanciados con los valores de identidad nacional y con una visión y misión latinoamericana y universal; la Fundación “Academia Comunicacional Barinas” “es una Institución que honorablemente presta un “Servicio Educativo Comunicacional”.

De hecho, desde la apertura del plantel, entre otros Talleres que se dictan, el más reconocido y de mayor demanda, tanto por la calidad de sus Educadores y Profesionales, así como el material de aprendizaje, y sobre todo las oportunidades de vida y laborales que brinda a sus estudiantes, es el “Curso para la obtención de Certificados de Locución”, los cuales siempre han sido lícitos, legales y otorgados, cumpliendo la Academia absolutamente todos los requisitos de Ley para emitirlos.

A los fines de ilustrar a la audiencia que se han cumplido los requisitos de Ley para su legal funcionamiento, es preciso resaltar que, al igual que cualquier plantel de enseñanza, la Institución; después de protocolizada su fundación; realizó tanto la solicitud de “Inscripción Inicial de Planteles Privados” Número R-00370601, hecha por el ciudadano Jesús Orlando Trejo Sierra, venezolano, domiciliado en el Municipio Barinas del Estado Barinas, Técnico Superior Universitario y titular de la Cédula de Identidad Personal Número V-14.172.497, actuando en su carácter de Director de la Fundación “Academia Comunicacional Barinas”, con su correspondiente sello húmedo de recepción del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Vice-Ministro de Asuntos Educativos, Zona Educativa Barinas, División de Registro y Control y Evaluación de Estudios la autoridad; así como la “Concesión y Autorización de Inscripción” para el funcionamiento de dicho plantel, emanado de la misma autoridad y firmado por la Dra. Nancy Ángel Vargas, Autoridad Educativa competente, de fecha Tres (3) de Octubre del 2005, del cual se desprende que a dicha Fundación privada se le otorgó la inscripción, de conformidad con lo dispuesto en los Artículos 4, 5, 55, 56, 71, 107 y 112 de la Ley Orgánica de Educación y 72 y 74 de su Reglamento General, en concordancia con la Resolución Número 1.791 de fecha Diez y seis (16) de Octubre de 1998, constatándose que se habían cumplido los requisitos exigidos en nuestro Ordenamiento “Jurídico-Educativo” para su legal funcionamiento.

De hecho, al igual que otro plantel educativo, como requisito para su funcionamiento, también fue realizada tanto la solicitud de “Designación” de la persona del ciudadano Jesús Orlando Trejo Sierra, antes identificado, como Director de la Fundación “Academia Comunicacional Barinas”, con su correspondiente sello húmedo de recepción del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Vice-Ministro de Asuntos Educativos, Zona Educativa Barinas, División de Registro y Control y Evaluación de Estudios; así como la “Autorización” de su designación como “Director” emanada de la misma autoridad y firmado por la Dra. Nancy Ángel Vargas, Autoridad Educativa competente, de fecha Tres (3) de Octubre del 2005, del cual se desprende que dicha autoridad, por intermedio de su funcionaria constató que se habían cumplido los requisitos exigidos en nuestro Ordenamiento “Jurídico-Educativo” para desempeñar el cargo de “Director” del ciudadano Jesús Orlando Trejo Sierra, antes identificado, a partir del Año Escolar 2005-2006.

En conclusión, la Fundación “Academia Comunicacional Barinas”, actuando apegada a los patrones de Ley, estando siempre amparada y regida por las normas que gobiernan la “Educación Nacional”, ha desempeñado un papel pulcro en su actividad educadora (Servicio Público) delegada por el Estado Venezolano y confiada en élla como “Institución”; siendo ya reconocida a nivel nacional, con el rol preponderante como de las mejores “Escuelas para Locutores”, captando recursos humanos jóvenes y talentosos, que se han dedicado nacional y regionalmente al “Oficio” de la “Locución y Animación Comercial”, destacándose con los más altos estándares profesionales y ganándose la vida de una forma digna y honesta.

A mayor abundamiento, en el Decreto de la Presidencia de la República Número 2.771, publicado en Gaceta Oficial de la República de Venezuela, de fecha Veinte y uno (21) de Enero de 1993, Gaceta Oficial Extraordinaria Número 4.530, se dictó el “Reglamento sobre la Operación de las Estaciones de Radiodifusión Sonora”, y en dicho Decreto, en el Título II relativo al “Régimen General de las Estaciones”, Capítulo VII atinente al “Personal Técnico”, su Artículo 49 se señala:

Artículo 49: La locución de los programas y la operación de estudios o plantas transmisoras de las Estaciones de Radiodifusión Sonora estarán a cargo de personas venezolanas, con Certificado de Locutor o Certificado de Operador, respectivamente, expedidos por Instituciones públicas o privadas reconocidas por el Ministerio de Educación, el cual otorgará la autorización correspondiente y llevará un registro a tales efectos.“ (Negrillas y subrayados míos).

Visto lo anterior, no hay duda alguna que como fundación (institución) privada está reconocida por el Ministerio de Educación, cumpliendo los requisitos de Ley, y está habilitada para otorgar los Certificados de Locución, los cuales, en principio podrían de ser refrendados por dicha Oficina Ministerial; no obstante, si no lo realizan, tampoco afecta la legalidad, licitud y legitimidad del certificado.

Históricamente, vale la pena reseñar que durante un largo tiempo se produjo un vacío en el otorgamiento de los “Certificados de Locución”, que desde sus inicios era expedido mediante un examen por el Ministerio de Transporte y Comunicaciones; y es entonces cuando en fecha Treinta (30) de Septiembre de 1997 y según Gaceta Oficial de la República de Venezuela, de fecha Veinte (20) de Octubre de 1997, según la Resolución Número 1.478 del Ministerio de Educación, se autorizó a la Universidad Central de Venezuela para otorgar a través de la Escuela de Comunicación Social los certificados de locución, según los exámenes que practique; más no la autoriza en forma ”exclusiva”, lo cual se desprende claramente de la lectura de su texto, que a continuación transcribimos:

“En ejercicio de la facultad conferida en el artículo 49 del Reglamento sobre la Operación de las Estaciones de Radiodifusión Sonora contenido en el Decreto N° 2.771 de fecha 21 de Enero de 1993 y en atención a la Carta de Intención suscrita entre la Universidad Central de Venezuela y el Ministerio de Educación en fecha 13 de Febrero de 1995.

SE RESUELVE

ARTÍCULO 1°: Autorizar a la Universidad Central de Venezuela para otorgar a través de la Escuela de Comunicación Social, Certificados de Locución, según los exámenes que practique.

ARTÍCULO 2°: La Universidad Central de Venezuela en ejercicio de la presente autorización deberá remitir los correspondientes certificados de locutor a este Ministerio, a fin de que sean refrendados.

ARTÍCULO 3°: De conformidad con lo establecido en el numeral 25 del artículo 20 de la Ley Orgánica de la Administración Central, se delega la Firma a la Directora de la Oficina Ministerial de Apoyo Docente para que refrende los certificados de locutor.

Comuníquese y publíquese.

ANTONIO LUIS CARDENAS C.

                                         Ministerio de Educación.                                              “

Es menester reseñar que ésta “Resolución” del Ministerio de Educación, no autoriza en forma exclusiva a la Universidad Central de Venezuela para expedir los certificados de locución, además que violaría el Decreto Número 2.771, que expresamente señala en su Artículo 49 que los referidos certificados de locutor serán “…expedidos por Instituciones públicas o privadas reconocidas por el Ministerio de Educación, el cual otorgará la autorización correspondiente y llevará un registro a tales efectos.”. Es más, puede apreciarse que la referida Resolución Ministerial no menciona al Ministerio de Educación Superior, ya que éste Despacho no existía para la fecha, ni tampoco alude a ninguna “Dirección de Educación Superior”, como han pretendido infundadamente algunos funcionarios de abrogarse la exclusividad de ésta Resolución del Ministerio de Educación.

Es absolutamente conveniente y necesario resaltar que el mencionado Decreto 2.771, se mantiene en vigencia según se desprende del texto de la nueva “Ley Orgánica de Telecomunicaciones”, publicada en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Número 36.970, de fecha Doce (12) de Junio del 2000, en la cual, en su Capítulo II, relativo a las “Disposiciones Transitorias”, Artículo 208, literal 5.- señala claramente:

Artículo 208: Hasta tanto se dicte la Ley que regule el contenido de las transmisiones y comunicaciones cursadas a través de los distintos medios de telecomunicaciones, el Ejecutivo Nacional, mediante reglamento, podrá seguir estableciendo las regulaciones que considere necesarias. Se mantendrán en vigencia, salvo lo que disponga la Asamblea Nacional o el Ejecutivo Nacional, según el caso, todas las disposiciones legales y reglamentarias y cualquier otra de carácter normativo que regulen, limiten o restrinjan, el contenido de dichas transmisiones o comunicaciones y, en especial, aquellas contenidas en:

  1. Decreto N° 2.427 de fecha 1 de febrero de 1984, mediante el cual se establece el Reglamento de Radiocomunicaciones, publicado en la Gaceta Oficial N° 3.336 de fecha 1 de febrero de 1.984;
  2. Resolución N° 703, de fecha 06 de marzo de 1.969 publicada en Gaceta Oficial N° 28.883, de fecha 23 de marzo de 1.969, mediante la cual se regula los programas de concurso;
  3. Decreto N° 1.200 de fecha 11 de septiembre de 1981, publicado en Gaceta Oficial N° 32.310 de la misma fecha, mediante la cual se prohíbe la transmisión de publicidad de bebidas alcohólicas;
  4. Decreto N° 598 de fecha 03 de diciembre de1974, publicado en la Gaceta Oficial N° 30.569, de fecha 09 de enero de 1975, referido a la obligación que tiene las estaciones de radiodifusión sonora de incluir en su programación musical diaria, al menos, cincuenta por ciento (50%) de la música venezolana en sus distintas manifestaciones: folklóricas, típica o popular;
  5. 5.      Reglamento sobra la Operación de las Estaciones de Radiodifusión Sonora dictado mediante Decreto N° 2771 de fecha 21 de enero de 1993, publicado en la Gaceta Oficial Ext. 4530 de fecha 10 de febrero de 1993;
  6. Decreto N° 996 de fecha 19 de marzo de 1981, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela N° 32.192, de fecha 20 de marzo de 1981, referido a la prohibición de la transmisión de publicidad directa o indirecta de cigarrillo y manufactura del tabaco;
  7. Decreto N° 849 del 21 de noviembre de 1980, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela N° 32.116, del 21 de noviembre de 1980, referido a la prohibición de transmisión de publicidad de cigarrillos y demás productos derivados de la manufactura del tabaco a través de las estaciones de radiodifusión audiovisual;
  8. Reglamento Parcial sobre Transmisiones de Televisión publicado mediante Decreto N° 2.625 del 5 de noviembre de 1992, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela N° 35.996, del 20 de noviembre de 1.992;
  9. Decreto N° 525 de fecha 12 de enero de 1959, mediante el cual establece el Reglamento general de Alimentos publicado en Gaceta Oficial N° 25.864 de fecha 16 de enero de 1959;

10. Las disposiciones previstas en materia de contenido de transmisiones y comunicaciones cursadas a través de los distintos medios de telecomunicaciones, establecidas en la Ley Orgánica de Educación, Ley Orgánica sobre Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, Ley Orgánica para la Protección del Niño y el Adolescente, Ley de Defensa contra Enfermedades Venéreas, y en Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política:

Parágrafo único: Hasta tanto se dicte la ley que regule el contenido de las transmisiones y comunicaciones cursadas a través de los distintos medios de telecomunicación, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones seguirá encargada de velar por el fiel cumplimiento de la regulación a que se refiere este artículo y de la que, en esta materia, dicte el Ejecutivo Nacional.” (Negrillas y subrayados míos).

Así las cosas, ninguna persona natural ni jurídica, ni ningún funcionario del Ministerio de Educación Superior podría afirmar que está facultado, ni siquiera por Decreto alguno, para señalar que los certificados de locución expedidos por institutos, fundaciones o academias privadas no son válidos, si estos no son refrendados por dicho Ministerio; y mucho menos podría afirmar que los “Cursos de Locución” necesitan estar inscritos en programas vigentes de educación, toda vez, que los cursos que imparte la “Academia” no son carreras universitarias, ni estudios técnicos, ni de post-grado.

De allí que la Fundación “Academia Comunicacional Barinas”, habiendo cumplido los requisitos de Ley, está habilitada para otorgar los “Certificados de Locución”, los cuales son legales, lícitos y legítimos, ya que es una Institución Educativa a la cual el Ministerio de Educación le constató que se habían cumplido los requisitos exigidos en nuestro Ordenamiento “Jurídico-Educativo” para su legal funcionamiento.

Incluso, a mayor abundamiento, y a los fines de aseverar la legalidad de los títulos y certificados emanados de la Institución Educativa tantas veces señalada; la Fundación ha obtenido legalmente su denominación, ya que en Comunicación dirigida a la persona de su Director Jesús Orlando Trejo Sierra, como “Representante de la Fundación Civil Comunicacional Barinas” enviada por el Ministerio de Educación y Deportes, Zona Educativa del Estado Barinas, firmada por la Comisión Técnica de Epónimos, fechada Ocho (8) de Julio del 2005, la autoridad competente señaló que habiéndose cumplido con todos los requisitos, dan por aceptada la denominación propuesta “Fundación Academia Comunicacional Barinas”.

Es decir, hasta su denominación legal, no sólo desde el punto de vista registral sino ministerial es lícita, legal, legítima y aprobada por la autoridad competente.

Es importante resaltar que en Comunicación dirigida a la Coordinadora de Colegios del Ministerio de Educación y Deportes, Zona Educativa del Estado Barinas, Profesora Carmen Ruíz, firmada por la Comisión Técnica de Epónimos y fechada Ocho (8) de Julio del 2005, se le señala la aceptación de los epónimos que se indican en la correspondencia, ratificándose su “Denominación Educacional” como “Fundación Academia Comunicacional Barinas”.

De tal manera que, todo lo anteriormente señalado, reafirma la legitimidad que le otorgan las disposiciones legales para emitir certificados de locutor a las instituciones diferentes a las Universidades, como lo es la “Fundación Academia Comunicacional Barinas”; por lo que cualquier posición del sector oficial o particular (léase persona natural o jurídica), que dude de la validez de éstos certificados, es absolutamente “Inconstitucional”, ya que excluirían con tal afirmación a todas aquellas instituciones que ya están autorizadas por el Ministerio de Educación para dictar cursos y preparar profesionales en el área de la locución, distintas a Universidades, vulnerando sus “Derechos Laborales” como Institución los cuales son irrenunciables; entre otros “Derechos Humanos”.

En otro orden de ideas, en tanto se inscriben y forman “Profesionales de la Locución” en los talleres y cursos que dicta la fundación, se les crea tanto a los estudiantes, como a su personal docente y administrativo, “Expectativas de vida” y “Desarrollo Laboral”, derechos éstos que son irrenunciables por naturaleza y que estudiada la normativa, está facultada a brindar como institución y el Estado Venezolano está obligado a garantizarlo. Es decir, facultada la Fundación ante la Ley, a aquellos que culminan su curso académicamente con excelencia, se les otorga su “Certificado de Locución”, siendo éstos quienes le han dado a nivel nacional la fama y buen nombre.

En conclusión, ciudadano lector y respetada audiencia, debe tenerse como cierto que los cursos de “Locución” no se tratan de carreras universitarias, ni técnicas, ni mucho menos estudios de post-grado, sino de talleres o cursos con los cuales se obtiene el correspondiente certificado de locutor, reiterando que no existe ninguna norma contenida en alguna ley o decreto en donde se solicite que para optar a dichos certificados, deba poseerse un título universitario o implique el estudio de una carrera universitaria o técnica.

Por último, como plantel educativo, la Fundación “Academia Comunicacional Barinas” es una Institución Educativa válida y fueron constatados sus requisitos por la autoridad competente, como cualquier otra institución; por lo que sus títulos y certificados  son legítimos, legales y lícitos.

Dr. José Ángel Balzán Pérez.

Socios y Directores de Litigio y Asesoría.

Estudio Legal Balzán Pérez & Asociados.

Esquina Ño Pastor a Puente Victoria, Centro Villasmil,

Piso 7, Oficinas 710 y 711, La Candelaria,

Caracas, Venezuela.

                                             estudiolegalbalzan@cantv.net

About these ads

noviembre 18, 2009 - Posted by | 1

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: